La Escuela

La provincia de Castellón ha tenido siempre un fuerte arraigo a la tradición taurina. Los “bous al carrer” pasan por ser toda una seña de identidad de nuestros pueblos y nuestra cultura. El creciente número de estos espectáculos ha convertido nuestra provincia en la que mayor número de festejos taurinos ofrece de toda España.
El mundo de la tauromaquia también ocupa un lugar destacado en las celebraciones festeras de los pueblos. Las plazas y toreros castellonenses han escrito páginas imborrables en la historia de nuestras tierras.
Fruto de esta pasión por el toro, en 1997, nació la Escuela Taurina de Castellón con el objetivo de formar a jóvenes aspirantes al noble arte del toreo. En ella reciben la educación cultural y taurina necesaria para hacer frente a la multitud de vicisitudes que ofrece la vida y el toro.
Por la Escuela Taurina de Castellón han pasado más de 200 alumnos que han disfrutado de oportunidades en los diversos festejos que ha organizado. La mayor satisfacción ha sido ver como cinco de ellos han logrado acceder al escalafón superior: Paco Ramos, Abel Valls, Diego Lleonart, Vicente Prades y Alejandro Rodríguez.

La formación de Aficionados prácticos es otra de las actividades destacadas de la Escuela Taurina de Castellón.

Recientemente se ha creado el Servicio de Recortadores. Un servicio que cuenta con destacados profesionales de “retalladors de bous”, quienes se ponen al servicio de los más jóvenes para transmitir a nivel teórico y práctico todos sus conocimientos y experiencias. Además, les acompañarán y aconsejarán en sus primeras experiencias delante de la cara del toro para que puedan adquirir un mejor conocimiento de los terrenos y de las reacciones del animal. Todo ello en pro de lograr una mayor seguridad de los recortadores y, por ende, del espectáculo.